top of page
Image by Jacalyn Beales

Albaricoques




El albaricoque es un alimento fantástico para el rejuvenecimiento. Tiene un alto contenido en aminoácidos como la cisteína y la glutamina, además de minerales como el selenio y el magnesio en sus formas más bioactivas. La fruta también está cargada con más de 40 oligoelementos, algunos de los cuales están unidos entre sí como oligoelementos cofactores, creando aleaciones naturales bioactivas que la ciencia aún no ha descubierto.


Los albaricoques tienen compuestos fitoquímicos que se adhieren y se unen a moléculas químicas como el DDT en lo profundo del cuerpo, lo que puede ayudar a prevenir el cáncer.


Los albaricoques son un alimento que mejora la vitamina B12, lo que significa que eliminan elementos inútiles en el tracto digestivo que interfieren con la producción saludable de B12 del cuerpo.


Cuando comes un albaricoque, la piel acumula y destruye moho, levaduras, Candida innecesaria y otros hongos perjudiciales en el cuerpo, además, la piel tiene un alto contenido de enzimas y coenzimas que protegen el ADN. La carne de albaricoque impide la producción intestinal de amoníaco, un gas destructivo que puede filtrarse a través de las paredes del tracto intestinal y causar problemas en todo el cuerpo, desde confusión mental hasta problemas dentales. (Esta condición se llama permeabilidad al amoníaco y aún es desconocida para la ciencia).


El albaricoque es un alimento reconfortante y un estabilizador de energía que estimula el crecimiento de glóbulos rojos, fortalece el corazón y nutre el cerebro. Cuando sus reservas estén bajas por esforzarse al límite, recurra a los albaricoques: son un alimento sensacional que le devolverá la vida.


Cómo utilizar:

Los albaricoques cambian tanto la energía que sólo necesitas comer uno para disfrutar de sus beneficios. Sin embargo, cuando se trata de un problema de salud, trate de consumir cuatro albaricoques al día para obtener apoyo y curación.


Commentaires


bottom of page